Thursday, September 07, 2006

juanbarriga_luco@eternidad.cl

Mi querido amigo:

El propósito de este correo que te envío, es saludarte en el día de tu cumpleaños. Deseo que seas pleno y feliz en todos los sentidos, y vaya que lo debes estar en estos momentos en compañía de nuestro Señor Jesucristo.

Sé que en estos momentos no estás físicamente junto a nosotros, pero estoy cierto que lo estás espiritualmente.

Tengo muy hermosos recuerdos de nuestras reuniones en que nos pegábamos buenas conversaciones escuchando buena música. Recuerdo también cuando nos reíamos de la gente, pero "en buena". ¿Te acuerdas cuando fuimos al Estadio Nacional a ver a Roger Waters aquel día 5 de Marzo de 2002? Ese evento para mí tiene una doble significación; por un lado, una musical de tener el provilegio de ver en vivo y en directo al genio creador de Pink Floyd cuando este grupo topaba los umbrales de la perfección musical en su etapa de más gloria y la otra significación, sin duda la que me parece más importante, es la de haber carreteado por única y última vez con un amigo muy especial. Especial, digo, porque recuerdo tu simpatía, la ironía con que tu veías la vida con ese humor sarcástico que siempre te caracterizó, las ganas de vivir que siempre tuviste aún en los momentos más difíciles que tuviste que enfrentar, el amor por el deporte, especialmente el fútbol y el tenis, por el rock, principalmente el latino y algunos grupos anglosajones como Yes y The Police. En fin, hay una serie de aspectos de tu personalidad que se me vienen a la memoria.

Te pido mis disculpas amigo, por no haberte valorado más y no haber cuidado más nuestra amistad. Como tú sabrás, por nuestras propias miserias como seres humanos, muchas veces valoramos más a nuestros seres queridos cuando están ausentes de esta vida terrenal que cuando los tenemos cerca.

Mi querido Juanito, me sigo comprometiendo contigo en el sentido de seguir llamando a tus papás para saber cómo están. Esto me va a servir para estar conectado, a través de ellos, con un pedacito de tu ser. También me comprometo en seguir acordándome de mandarte a hacer Misas todos los 21 de Mayo. Finalmente, me comprometo que dentro de este año sin falta voy a ir a verte a tu hogar sepulcral. En este último punto, estoy muy en deuda contigo, pero sabes que pese a ello, siempre me acuerdo de tí.

Mientras tanto, sigo invitándote a que me acompañes todos los días en mi quehaceres cotidianos.

Un abrazo, y que Dios te tenga a Su lado.

Sunday, August 06, 2006

Lonco

Antes de comenzar mi recuerdo, debo aclarar que esta foto no es pecisamente la de mi difunto perro, pero ésta refleja exactamente de como era.
Se me fue un amigo muy especial debido a un cuadro infeccioso que desencadenó en una neumonia.
Lonco era un personaje. Vivaracho, juguetón, farrero y bohemio, leal, extremadamente cariñoso, sensual; en una de sus escapadas nocturnas conoció a una perrita negra Rottweiller y se la trajo a la casa al día siguiente. Mi madre no estaba muy conenta con la idea. Desde mi ventana de mi dormitorio los veía haciendo el amor sin recato. Luego, ella se metía a la casa del Lonco y él fuera de ella la miraba con ternura.
Cuando yo salía al patio de mi casa, se acercaba a mí para que le hiciera cariño. Ponía su carita pegada a mi mano y me la corría hacia su izquierda para así colocarse entre mi brazo y mi pierna; todo esto, para ganar mi atención. A veces, andaba inquieto con ganas de hacer travesuras y se escapaba a la calle para lanzarse a la vida. Luego de dos o tres días en que andaba callejeando, regresaba a comer súper hediondo, sucio y a mal traer. Llegaba destruido, pero no se puede negar que lo pasaba excelente, en compañía de su club de "Tobby" perruno o con unas buenas perras dispuestas a todo. Vayan ustedes a saber que este personaje dejó una buena descendencia por el sector, jaja.
Bueno, en unas de estas "escapadas" llegó pésimo con una infección. En esos días había llovido un poco y estaba bastante frío. Finalmente, esta última aventura le pasó la cuenta.
Al Lonco lo extraño mucho. Recuerdo que, en ocasiones cuando me acercaba a él para hacerle cariño, él, acostado, me miraba hacia arriba con sus ojos dejándome un mensaje claro: no quería pescarme; quería estar solo sin que nadie lo molestara. Recuerdo con risa aquellos momentos en la mañana cuando, después de haber tenido una agitada jornada laboral la noche anterior haciendo guardia, se echaba a dormir en el pasto frente a su casa como un choapino. Se veía muy divertido.
Quien sabe, Dios, dentro de su infinito misterio, a estos animales como los perros que son capaces de demostrar sentimientos de nobleza, les creó un plano de espiritualidad quizás menos evolucionado que el de nosotros, pero suficiente como para que su espíritu esté junto a sus amos. Eso, Dios nomás lo sabe.

Sunday, May 28, 2006

Un frustrado amor, un final feliz

El siguiente, es un relato que me sucedió hace ocho años. Es una historia de un amor frustrado. Sin embargo, le agradezco a Dios haberla vivido.

Por respeto a la identidad de los involucrados, voy a cambiar sus nombres.

Era el año 1997 cuando estaba yendo a la Universidad, y conocí a una hermosa mujer llamada Fabiola; era mi compañera de curso en la carrera de Derecho. Ese año no sentí nada por ella pues me gustaba otra compañera llamada Sandra, pero esa atracción era más bien superficial. Ella era muy linda, pero no llegué a enamorarme de ella. Bueno, con el correr de los meses de aquél año, me empecé a fijar en Fabiola; sentía que podía ser mi polola. Al respecto, me faltó más atrevimiento, más audacia para cortejarla, pero en fin, ya pasó. Ella era muy amiga de Carlos; salían juntos, estudiaban para los exámenes juntos; me representé interiormente que podía haber algo entre ellos dos, pero tendí a autoconvencerme de que no; que eran simples amigos. Sin embargo, empecé a percibir en ella ciertos gestos hacia mi persona que escapaban en cierta medida de los de una simple amistad; nunca se me insinuó en forma explícita, pero era demasiado cariñosa conmigo, por ejemplo, me acuerdo cuando me llamó por teléfono a comienzos del año siguiente -año 1998-, para manifestarme su alegría cuando supo que me había ido bien en un examen de Derecho Civil que patié para Marzo. En la misma llamada, me dijo que me había echado de menos. Ahí pensé que se me estaba abriendo una ventana ya que, no obstante ellos habían salido antes a Olmué de vacaciones de verano, sentía que podía sentir por mí algo más que una simple amistad. En el transcurso de los meses de ese año, me empecé a enamorar de ella. Así, empecé a insinuarme para que ella interpretara de que me interesaba. Pasaron varios meses sin decisión fnal por mi parte, hasta que decidí hablar con ella y decirle todo lo que sentía. Nos pusimos de acuerdo para juntarnos en el patio trasero de la U, en una hora en la cual se impartía un ramo en que no era tan riesgoso faltar: Derecho Minero. Le hablé. Me me miró con mucha ternura, y fue extremadamente delicada para decirme que no. Era efectiva mi sospecha: estaba enamorada de Carlos. Me sentí muy triste, frustrado. Con el correr de los días, empecé a adoptar una actitud del todo inmadura e injusta con ella; empecé a hacerme el sentido con ella -la verdad lo estaba-, ya que esperaba que por lo menos se acercara a mí como amiga, pero la verdad es que la quería para mí como mujer; me estaba engañando groseramente. Ella se alejó un tiempo corto de mí por razones obvias, aunque todavía éramos compañeros de curso -lo era también de Carlos-. Mi desgaste emocional era considerable al verlos siempre juntos. Cuando mis sentimientos fueron tomando un cauce más normal, percibía que Fabiola era mucho más demostrativa con Carlos que él con ella. Nunca ví en él un abrazo espontáneo hacia ella, nunca lo ví demostrándole pasión en los besos que se daban. No los veía como a otras parejas que se compenetraban en forma bilateral. En esta relación veía una persona que lo daba todo en forma unilateral. Me ponía a pensar que nosotros dos nos estábamos desgastando inútilmente; yo por ella y ella por él. Al tiempo después, la relación entre Fabiola y Carlos se materializó en un pololeo formal. Yo ya escuchaba comentarios de mi amigo Esteban, que era a su vez amigo de ellos dos que Carlos no la quería. Pensaba que estaba con ella porque no tiene hermanos y su madre desgraciadamente había muerto. Entonces me decía a mí mismo que ella le estaba dando una cierta estabilidad emocional; que le estaba en cierta medida llenando aquel vacío de no tener hermanos y madre. Entonces ahí empecé a dimensionar la maravillosa mujer que tenía Carlos a su lado. Pero, como no veía esa correspondencia mutua, empecé a atacar nuevamente, pero desde un bajo perfil. Una estrategia que utilicé fue la de componer una palabras poéticas para ella, en la que decía algo así como: "En un día iba caminando en una verde pradera llena de flores. De pronto, me encontré con un florcita que destacaba con respecto de las otras por su belleza. De ella salían colores como de arcoiris. Me enamoré ella. Quería tomarla y acariciarle sus pétalos de algodón; quería besarle el tallo de su cuello. Decía también en esta composición: "...Quiero ser su jardinero; regarla con el torrente de amor que sale de mi corazón. También quiero sacar toda la maleza de su alrededor, en fin cuidarla día y noche. Te amo mi flor querida, te amo Fabiola." Eso fue más o menos lo que le escribí. El año 2002, le pedí pololeo de nuevo y me dijo que no nuevamente. Al rato después en que me dijo que no, le dí esta nota poética. Con este episodio, dí por cerrado este cápítulo de mi vida.

El 2006, se casó con Carlos. Me alegro mucho por ella, porque perseveró hasta la saciedad por él. Espero de verdad que sea plena en él y él en ella. Ojalá que Carlos aproveche el regalo que Dios le concedió: el de tener una gran mujer a su lado.

En mi caso personal, le agradezco a Dios el haberme dado el privilegio de amar a una mujer como Fabiola. Aunque se frustraron mis planes para con ella, esta experiencia me hizo más humano; más hombre.

Mientras tanto...

Seguiré buscando otra florcita en este jardín de la vida.

Thursday, May 04, 2006

San Chárbel, un santo Eucarístico, Mariano y para los Enfermos

San Charbél Majluf, nació el 8 de Mayo 1828 en el pueblo de Beqakafra, a 140 km del Líbano.
Fue Ermitaño de rito maronista y fue el el primer santo oriental canonizado desde el siglo XIII. Profundo amante de la Santa Eucaristía y de la Santísima Virgen María.
Este maravilloso santo, por un milagro de Dios, hasta el día de hoy ha mantenido tu temperatura corporal. Suda sangre, y se le han comprobado muchos milagros en favor de personas enfermas. Sus imágenes exudan milagrosamente aceite, aceite que se ha ocupado en la oración por los enfermos. No obstante lo anterior, la Iglesia ha mantenido su reserva hasta que haya que se emita un pronunciamiento oficial al respecto.
Aquí, en Chile hay una agrupación de damas descendientes de libanés, que son devotas de San Chárbel y que viajan con frecuencia al Líbano para rezar junto a este singular santito, y también para juntar el aceite milagroso que sale de él. Este aceite se ocupa para personas que están enfermas de alguna enfermedad. Han sido bastante sorprendentes los milagros realizados por San Chárbel; en tal sentido, sus milagros se han extendido, por citar algún ejemplo, a patologías tales como la fibrósis quística, enfermedad que, como ustedes sabrán, es incurable.
Nosotros, los creyentes en nuestro Señor Jesucristo, estamos en la obligación de dar testimonio de fe y dar a conocer a otras personas la existencia de hombres virtuosos que siguen haciendo milagros, independiente de nuestra condición espiritual. Un humilde mensaje les doy: tratemos de que no nos de verguenza proclamar nuestro amor a Cristo y nuestra afinidad a santos como San Chárbel.
Por si alguien quiere conseguir los aceites de este maravilloso santo, pueden comunicarse con la señora Luisa Sauma, quien si es que no me equivoco, es presidenta de la agrupación de señoras del Líbano en Chile. Disculpen por no saber el nombre exacto de esta agrupación. Sus datos, son:
Luisa Sauma.
Fono Celular: 09 232 38 94
Correo Electrónico: mlsauma@hotmail.com
Sitio de interés:

Monday, May 01, 2006

Amoramorte en Tocatas






El Sábado 29 de Abril, me tocó asistir a otras de las tocatas góticas que se realizan en las penumbras de la noche santiaguina. Antes ya había asistido a otras dos, especialmente para ver a Amoramorte, grupo que conocí gracias a mi cuñada Paola quien es amiga y compañera de trabajo de Ariel, vocalista de la banda.
En realidad, en las tres tocatas a las que he asistido, me he llevado una gran impresión del grupo. Es un grupo que, a pesar de que le falta consolidación en el ambiente discográfico, tiene enormes proyecciones para ser una banda que va a dar que hablar en el ambiente Dark criollo, y porque no decirlo, a nivel latinoamericano, a largo plazo.
Amoramorte, es una banda sólida, afiatada, potente y lo más importante, una banda con una identidad definida que la hace ser fiel a su estilo, influenciada por grupos tales como Sisters of Mercy y Theatre of Tragedy, pero sin caer en la burda copia de estilos. Por lo demás es inevitable la influencia -todos las grandes bandas la tienen-, pero mientras se mantenga la identidad propia de un grupo, todo está bien. Eso ocurre con Amoramorte.
El Dark Metal y lo Industrial, inspiran a la banda. Ariel, vocalista de esta banda tiene capacidad histriónica; domina el escenario a merced; es el verdadero capataz del fúnebre y sonoro lugar donde se desencadenan sonidos guturales, melodías oscuras, densas, melancólicas y tétricas, que llevan al espectador a un viaje hacia las tinieblas del alma. Ariel tiene una gran voz y es muy carismático. Le falta un poco más de volúmen, porque a veces se pierde en la atmósfera sonora que lo apoya. Ése es el único detalle. Alex, en el bajo y David en la batería, forman una base rítmica solidísima que da plena garantía para que el vampiresco Ariel, ávido de sangre para alimentar de melodías su espíritu atormentado, pueda volar por la noche con las alas que son creadas por el dispositivo sonoro que le apoya. Kote, el guitarrista, simplemente extraordinario. Él, con sus notas, crea atmósferas etéreas que nos transporta a aquellos hogares que Drácula ha tenido. Kote hace que las cuerdas lloren angustia; ésa angustia que ve venir el amanecer que tan mal hace a la gente del mundo de las tinieblas. El llanto de las cuerdas, a veces con eco, desentrañan lo más oscuro de nuestro ser; tanto que, a veces, el Barnabás Ariel se le ve en el escenario circunspecto, ensimismado, con los ojos cerrados, apoyado en el micrófono; entrando en lo más profundo de su ser, quizás para reanimarse y buscar más sangre que le oxigene su inquieto espíritu.
En fin, Amoramorte, es una gran banda emergente de la escena gótica que ve un horizonte promisorio en el mercado under.
Nota: 6,5
Sitios de interés:

Sunday, April 30, 2006

La Belleza de Pensar

Este programa es una idea original de Cristián Warnken.
Esta idea original vio la luz en el excelente canal ARTV. Unos años más tarde, Canal 13 en su señal de Cable, le dio su nicho de expresión. Lamentablemente, hace poco le cortaron las alas al carimático Warnken, suspendiendo la actualización futura para sabias nuevas conversaciones. Ahora, se están repitiendo capítulos de temporadas anteriores.
Respecto a la duración, a la escenografía, a los tiempos y ritmos, al conductor e invitados me quiero referir a continuación.
Con respecto a la duración, no falta ni sobra nada de tiempo. Está en su justa duración -una hora de promedio-, para que se configure un programa macizo de conversación de altísimo nivel y nutrición espiritual.
Ahora, en cuanto a la escenografía del programa, la encuentro extraordinaria por su simpleza. Esta simpleza de fondo completamente negro invita a una intimidad entre el conductor e invitado. No se necesita artificio alguno para que estas sabias palabras que se entrecruzan entre entrevistador y entrevistado fluyan como cascadas convertidas en miles de frases con sentido y profundidad. Prevalece el minimalismo de tonos claros y oscuros del entorno donde se desarrolla la catársis verbal.
Los tiempos y ritmos me encantan. Warnken deeeeja!!! conversar; deja que el o los invitados desarrollen con la debida profundidad los temas planteados con la agudeza e inteligencia del entrevistador. Si llega a interrumpir, lo hace con tino y cuidado, más que nada para complementar la idea que expone el invitado, ya que, como sabrán ustedes, Warken, antes de realizar la entrevista, se interioriza a fondo respecto de éste y su obra. Por eso, esa interrupción a la cual hago mención se justifica, ya que enriquece la conversación que alcanza un clímax espiritual y de saber maravillosos. Mientras habla el invitado, Warnken lo mira fijo, tratando de desentrañar los misterios insondables del alma del poeta, abogado, arquitecto, astrónomo o medico ayurveda. Finalmente, esta atmósfera con y sin tiempo a la vez, invita a que el invitado se desenvuelva sin apuro ni temor a ser interrumpido para que "alcance" el tiempo. No obstante su duración, hay una conversación relajada, como si el tiempo no existiera.
Warnken es un monstruo, en el buen sentido de la palabra. Excelente e inteligente entrevistador, sobrio, mesurado, de un respeto casi sumiso y religioso hacia el entrevistado. Él es responsable de elevar las preguntas que hace hasta la estratósfera intelectual. Como decía anteriormente, notable en el manejo de los ritmos y tiempos. Su hablar no es de un volúmen muy subido ni bajo. No es una voz desagradable que desnaturalice ese halo de intimidad que hay entre él y su entrevistado. Si fuera de una voz muy fuerte, ese silencio que circunda en el estudio y que acompaña como fondo la conversación como una música si notas, se esfumaría como el aire puro que tiene Santiago luego de una gran lluvia. En fin, Warnken es insustituible.
Finalmente, los entrevistados son de real peso; basta con analizar a quien ha entrevistado: astrónomos, médicos, abogados, dibujantes, escritores, arquitectos, etc. Ellos son los responsables de elevar los contenidos temáticos que en el programa se desarrollan con tanta profundidad.
En fin, de todo lo expuesto, debo decir que es un programón, repleto de proteínas culturales y espirituales. Es un un bistec a lo pobre para saciarnos espiritualmente.
Nota: 7.0
Sitios de interés: www.labellezadepensar.org

Wednesday, April 26, 2006

La importancia de ser creativos al prestar una ayuda

El año pasado, Dios me bendijo al darme la posibilidad de ayudar a alguien que lo necesitaba.
Una vez estaba en Misa escuchando las palabras del Padre Pablo, Párroco de mi Iglesia - la Parroquia se llama "San José, Patrono de la Iglesia" -; él hablaba, a modo de de ejemplo, de una mujer a quien asistía espiritualmente y quien se encontraba enferma de un tumor cerebral. Ella se encontraba en estado terminal. Al poco rato, se me prendieron las antenas y me quedé con la inquietud durante el día. Entré en acción, y como buen cibernauta comencé a buscar en el google posibles curas naturales para el cáncer, y los archivos que logré recopilar con la información sacada de la red, más una cartita que le escribí a Sandrita, quien era la que estaba aquejada de esta maldita enfermedad, los copié a un diskette. Llamé al Padre Pablo para ponerme de acuerdo de cuándo le podía pasar el diskette para que éste se lo hiciera llegar. Llegó el día de la entrega del diskette; fui con un muy amigo mío llamado "Mono" -los amigos le decimos así-, pero en realidad se llama Luis Alberto González y hablé con Pablo. A través de esta conversación me percaté de que Sandrita era de una familia muy pobre. Yo pensaba, al hacer el diskette, que era de una familia normal con un nivel económico que le permitiera tener un computador, y así pudieran haber discutido la viabilidad de probar con estos medicamentos. Nada más alejada de la realidad esta idea original. Sin embargo, no obstante el obstáculo anterior, me siguió dando vuelta la inquietud de ayudarla. Envié un mail a la CONAC exponiendo el problema, y me informaron que tenía que llamar a la unidad de Cuidados Paliativos. Hablé con un señor muy atento llamado Marco Salcedo y me informó todo el procedimiento para que una persona ingresara al Plan. Me quedé muy contento con la información y llamé al Padre Pablo para informarle de esta maravillosa noticia. Nos pusimos de acuerdo para ir a la casa de Sandrita. Lamentablemente, por mi condición de minusválido no pude entrar a la casa para verla por un problema de acceso. Ella estaba postrada en cama. Sin embargo, conversé con la señora Irene -su madre- y le dí la información; estaba muy entusiasmada. A los pocos días, la llamé para saber de cómo le había ido con la CONAC y me dijo que muy bien. Sandrita, gracias a Dios, ya estaba incerta en el Plan de atención, atención a domicilio por su condición de no poder desplazarse, y gratis, por su condición económica. Los enfermeros iban unas dos o tres veces a la semana para suministrarle medicamentos. Sin embargo, pese a lo anterior, no me quedé conforme ya que, si tenía la información de estos medicamentos naturales contra el cáncer, de alguna manera tenían que ocuparse. Al respecto, presté atención a un medicamento canadiense llamado ESSIAC, oriundo de Canadá, elaborado por una enfermera llamada René Cassie, quien se independizó del hospital en donde prestaba sus servicios e instaló su propio laboratorio. Este medicamento, según lo que leí, es de gran eficacia para curar cánceres. Está hecho en base a hierbas indígenas. No me acuerdo del lugar de donde son estas hierbas. Lamentablemente había un gran pero para adquirirlo: se vendía en Argentina. Busqué en la Red para ver si se vendía en Chile, pero no logré obtener resultados positivos al respecto. Lo descarté, porque para mí solo era complicada su importación . Mi error fue no haberme atrevido a pedir ayuda. Me faltó más determinación y audacia al respecto, pero en fin. Seguí buscando en la Red y dí con un medicamento chileno llamado Miel Magnética. Esta miel está cargada por medio de radiaciones nucleares; las mismas que se aplican en las sesiones de quimio terapias. Llamé, y averigué detalles al respecto, y me pareció bastante viable la posibilidad de que Sandrita pudiera tratarse con él. En tal sentido, llamé a una señora de la Iglesia, quien es Asistente Social y ella se dedicó a averiguar el precio del medicamento. Lamentablemente, otro gran error cometí -y esto debiera servir de ejemplo para ustedes por si se encuentran en una situación similar a la mía-, y es que esperé que el médico titular, quien visitaba a Sandrita una vez al mes, de que se pronunciara respecto de este medicamento. Error: no debí haber esperado, pues lamentablemente no obtuve el pronunciamento esperado. Puede haber sucedido que la señora Irene, madre de Sandrita, no le hubiera entregado la carta que le redacté al médico, en donde se explicaba todo respecto a esta miel. Al poco tiempo, Sandrita falleció.

Me quedo con la amarga sensación de haber hecho algo más por ella. Al final de mi ayuda a Sandrita, me dejé estar.

Este testimonio que les relaté es para que, si se encuentran en una situación similar a la mía, hagan todo lo posible por ayudar a alguien que esté dentro de la esfera de lo que ustedes puedan hacer.

Si quieren tener información de los sitios que visité para ayudar a Sandrita, aquí van:

www.buenasiembra.com.ar
www.censimar.cl

En este último sitio, el nombre, fono y dirección del local donde se vende la Miel Magnética, es:

Centro de Salud Integral Mar: Fonos: 20 17 732 - 21 21 886. Dirección: Cerro Altar 6619, Las Condes, Santiago de Chile.

Las dos condiciones que se deben cumplir para consumir la Miel, son:

1. No tener marcapasos, y
2. No tener un nivel de glicemia de más de 110.+

Si quieren tener mayor información de estos medicamentos, escríbanme a mis correos que ya les señalé cuando dí mi saludo, al incorporarme a la comunidad blogger.

Y recuerden, sean busquillas al momento de ayudar a alguien. Les doy un ejemplo: en google.com, pueden buscar por frases una determinada patología, por ejemplo, "Cura natural del cáncer" y ahí encontrarán una serie de vínculos al respecto.

Ojalá que, pese a los aciertos y errores que cometí en mi ayuda a Sandrita, les sirva mi testimonio que acabo de contarles. El desafío de ustedes es hacerlo mucho mejor que yo, si se les presenta una oportunidad como ésta.

Un abrazo mis bloggie amigos,

Que Dios los bendiga.